Lleva algunos meses en Chile, pero el técnico del Decano Emiliano Astorga ya ha visto sus aptitudes en el juego y le ha dado un espacio en el primer equipo de Santiago Wanderers. Se trata de Mario López, el juvenil paraguayo perteneciente a la Sub 19 caturra que fue citado recientemente al encuentro entre los verdes y San Marcos de Arica.

López nace en julio de 1995 en Mariano Roque Alonso, Asunción, es en aquella ciudad donde comienza a dar sus primeros pasos en el fútbol. Participa en la liga de su ciudad con el club 9 de Junio, luego llega a Cerro Cora y pasa por Valois Rivarola, es ahí cuando a los 16 años llega a las juveniles de Cerro Porteño, en aquel equipo estaría solo unos meses para dar un salto a Argentina llegando a Gimnasia y Esgrima de la Plata.

1932456_535048129955136_4949575261075902528_nDos años estaría en el cuadro argentino hasta que su representante, durante la pretemporada en enero de este año, le anunciaría que tenía la opción de venir a Chile, sin dudarlo Mario accedió. En febrero llegaría a Chile para formar parte de Santiago Wanderers. A pesar de que asume que ha sido difícil no estar con su familia en este tiempo, confiesa que se ha adaptado rápido con sus compañeros porque lo han tratado muy bien desde que llegó. Mario actualmente vive en una pensión con compañeros de otras divisiones y Alex González, jugador del primer equipo porteño.

Respecto a su relación con el primer equipo el paraguayo afirma que ha sido todo muy tranquilo, solo lo han felicitado y ayer en modo de bautizo le cortaron el pelo. El jugador tendrá su primera aparición en primera división, “si se da la oportunidad de entrar lo haré de la mejor manera, sería muy bueno para mí seguir siendo considerado (…) estar en Wanderers ha sido un desafío y un gran paso, más ahora”.

Para cerrar Mario agradece a Santiago Wanderers y al cuerpo técnico de las divisiones menores por darle la oportunidad de saltar al primer equipo, “si me toca entrar daré todo de mi y dejaré todo en cancha”, sentencia el central paraguayo.